Durante los tres años de vigencia de este proyecto, Andalucía contribuirá al desarrollo de tareas programadas junto al resto de socios y liderará uno los programas de trabajo, concretamente el de transferencia de conocimiento para que cualquier destino pueda utilizar y reproducir otras experiencias. Andalucía es, junto a la Universidad de Girona, el único representante español que forma parte de esta iniciativa, en la que también están implicadas las regiones de la Toscana (Italia), Istria (Croacia) y Larnaca-famagusta (Chipre); la red europea Necstour, la Conferencia de Regiones Marítimas Periféricas de Europa y el Instituto de Biometeorología italiano. Entre los trabajos a realizar se encuentra consensuar un sistema de indicadores para la medición de la sostenibilidad que se testeará en diversos municipios. Tras este proceso, se generará un manual y plataforma online al que puedan acogerse otros destinos del Mediterráneo y se vincularán los resultados obtenidos a las políticas locales, regionales y europeas.